Entradas

Seguidores

A Castilla-La Mancha

Imagen
A CASTILLA-LA MANCHA (Continuación) ¡Qué grande! debe ser para un poeta, poder cantar su tierra en forma llana, con gesto, admiración, con alma inquieta, elogiando el pasado y su mañana. * ¡Qué hermoso! debe ser en su consuelo, saber que el mismo pueblo lo reclama, y lleno de emoción, siente ese anhelo, inspirado de amor, porque lo ama. * No consiguió el poder ni la riqueza, testimoniar con fe y con mano ancha, ese abismo tan grande de nobleza, que esconden estos pueblos de la Mancha. * Cervantes y Quevedo, aquí dejaron, locas pasiones y alusión tempranas, que su pluma y el arte transformaron, en bellos sones desde las campanas. * Tres culturas, también tres religiones, convivieron esa época lejana, compartiendo ideas y razones, la judía, cristiana y musulmana. * Desde la Alcarria , el gran río Tajo, llega a la  mesa que llaman de Ocaña, luego, se aleja por la vega abajo, cruzando el mismo corazón de España. * Toledo entre sus aguas se estremece, cuando abrazado con  profunda calma, c

Cobardía

Imagen
  COBARDÍA No te ensañes del árbol ya caído, hiriéndolo con celo y con enojo, ¿no estás viendo su cuerpo en el rastrojo pisoteado a tus pies, triste y rendido? * No te sirvas cobarde del vencido, que valientes los hay con más arrojo; no practiques el odio, ni el mal de ojo, con infamias que dañan el sentido. * Más valdría, simiente de despojo, que ayudaras con alma al desvalido sin comprar la vergüenza y el sonrojo. * ¡Cuántos habrá que hundiendo a un ser querido, cubren de sal, de hierba y de matojo, ese hermoso rosal ya florecido! ------ Autor: Juan A Galisteo Luque  Del poemario Romances en la penumbra Publicado en Blog canal literatura Fotografía del autor: Nocturno

A Castilla-La Mancha

Imagen
  A CASTILLA- LA MANCHA  (Fragmento)  Desde la Roda a la Alcudia, desde el Toboso a la Alcarria, por los campos de Montiel hasta los de Calatrava, Castilla-La Mancha, extiende al cielo sus anchas alas, dejando bajo su sombra inmensos campos de España. * Recorrida por el Tajo y también por el Guadiana, los ríos, Segura y Júcar, junto al Cigüela y el Záncara, forman dos grandes vertientes, una alta, la otra baja. * Olivares y viñedos cubren esas tierras llanas, campos de extensos cultivos, de fondas y de posadas, de queso curado y vino, mejor tomado que en jarra. * Las tablas de Daimiel, sueñan con ser igual que el Doñana... Las lagunas de Ruidera, entre espejismos de agua, forman bosques y paisajes, refugios y encrucijadas. Existen los pueblos negros de arquitectura pizarra; campos llenos de azafrán y una ciudad encantada. * Las navajas de Albacete, tan famosas y nombradas como lo fueran de acero las espadas toledanas, relumbran bajo la luna, entre grandiosas quebradas, refugio del band

Entre el espejo y la sombra

Imagen
Efigie de José Zorrilla en el parque Campo Grande (Valladolid) ENTRE EL ESPEJO Y LA SOMBRA (Dedicado al poeta José Zorrilla y Moral)   Despierta estaba Pucela, a la luz tornasolada de un campo lleno de estrellas que en el cielo la observaban. Primorosa y encendida, la Luna , blanca de nácar, resplandeció con su manto y sus anillos de plata. Después de observar que el Sol receloso la acosaba, se escondió entre los remansos que el río Pisuerga dejaba. A eso de la media noche, entre musas y entre lamias, José Zorrilla, el poeta, dijo al viento estas palabras: * Rio Pisuerga que te alejas por las tierras de Simancas, para morir en el Duero entre maltrechas barrancas, ¡líbrate de Tordesillas! y de esas pozas amargas que adormecen el sentido con su estrépita arrogancia. ¡No quiero que me abandones! ¡yo no quiero que te vayas! como huyen las sirenas hacia el mar desde las playas. * En el parque Campo Grande, en una estatua cercana, vive mi luz prisionera de su sombra enamorada. Cerca de ella

Regresó una tarde

Imagen
  REGRESÓ UNA TARDE Regresó una tarde con su dicha larga, y esa gran sonrisa llena de esperanza. Ya el sol se escondía, y el mar, me dejaba después del Ocaso, ese viento frío, que cruzó aquel parque donde me encontraba. Yo, que ya sufría, una gran tristeza la cual, me aquejaba, sola y deslumbrante, la vi que asomaba por aquel paseo, llena de elegancia. Su paz y alegría, me dieron la calma; solo era una niña, de edad muy temprana, pero aquellos ojos de luz y de vida, alumbraron firmes su bella semblanza. Lo que ella me dijo, cercana, en voz baja, lo guardo aquí dentro, junto a sus palabras. Un beso sincero, sentí que dejaba en mis dos mejillas... Volvió aquella tarde, con su dicha larga y esa gran sonrisa llena de esperanza. Cruzó aquel paseo, y llegó hasta el banco donde me encontraba; su eterna sonrisa, me dio la alegría y algo más hermoso, esa paz al alma. ------- Autor: Juan A Galisteo Luque Del poemario Romances en la penumbra Fotografía del autor .Liérganes (Cantabria) Publicado e

De luz y de sombras

Imagen
  DE LUZ Y DE SOMBRAS La Luna en el cielo dormía y soñaba; soñaba despierta, reía, lloraba. Milenios de invierno, sola se pasaba temblando de frío, sin techo ni abrigo, sin manto ni almohada. Acercó la Luna  su luz plateada, y allí, en el abismo, dejó al descubierto un manto de estrellas que a sus pies llevaba. Yo, que ya sufría de un ligero insomnio que no me dejaba dormir por las noches, invoqué a los cielos, al Dios, que de niño con celo adoraba, y dejé un suspiro, que irrumpió el silencio en el bello espejo  de la madrugada, De luz y de sombra, vestida de gala, esperando humilde que el Sol la observara por el ancho cielo, la Luna, enseñaba su velo de novia. Después, sonriendo besó mis mejillas con su luz dorada, y así, desde entonces, en cada alborada, con ese misterio de musa callada, la observo en silencio por el Universo, entre rizos de oro y auroras de plata. -------- Autor: Juan A Galisteo Luque Del poemario Romances en la penumbra Publicado en Blog canal literatura Fotografía

¿Por qué dudáis de mi ser?

Imagen
¿POR QUÉ DUDÁIS DE MI SER? ¿Por qué dudáis de mi ser? cuando mi ser, os ampara, y os vais, creyendo sentir, que sois algo y no sois nada. Es duro creer lo cierto cuando la verdad es clara, y es más duro comprenderlo, si no hay remedio a la causa. Viajamos todos unidos y en todos, hay diferencia, los bajos con su apariencia y los altos a su estilo. ¿Por qué dudáis de mi amor? cuando mi amor, os ampara, pensáis ser de lo mejor y en vuestro ser, no veo nada. Cuando comprendáis que el tiempo borra la torpes palabras, cuando os deis cuenta que el sol sale al despertar el alba, comprenderéis mi razón, lo confundida que estabas; pensaréis y lloraréis, miraréis por la ventana, y el cielo otra vez veréis, como todas las mañanas, porque esa luz es de todos, y a todos, nos da la calma. ------- Autor: Juan A Galisteo Luque Del Poemario Romances en la penumbra Fotografía del autor: Amanecer en Ajo Publicado en Blog canal literatura

Otoño sediento

Imagen
  OTOÑO SEDIENTO Otoño sediento que cubres mi alma y estos valles mudos y estas tierras altas donde sopla el viento; aquí, en mi ventana, tras estos cristales, mis ojos te aguardan. Te esperan mis brazos, mi dicha y mi calma, y tú, mientras tanto, que eres aire frío, que eres sombra y agua, fuera, me saludas, sin decir palabra. Deshojas los parques, castaños y acacias, los rosales tibios y azucenas blancas que al morir suspiran de tanta elegancia. Otoño sediento, tanta es mi añoranza, que entre estos cristales, tú, al llegar me obligas, tú, al volver me alcanzas. Por eso, te pido, desde esta nostalgia que empaña mis ojos, no más, la tristeza, no más, la desgracia, porque soy humano, y sé, que se escapa mi vida y mis sueños, por estos cristales, vídrios del olvido… Otoño sediento, tras esta ventana, hoy sueño contigo, desde mi esperanza. ----- Autor: Juan A Galisteo Luque Del poemario Romances en la penumbra Fotografía del autor  (Alba de Tormes) Salamanca

Adivina...adivinanza

Imagen
ADIVINA...ADIVINANZA. (Nueva versión) Bajo la fresca mata - el adivino- lanza estridentes notas hacia el viento; es su techo y su luz, el firmamento, lo acompañan los sapos del camino. * No tiene instinto cruel, ni es traicionero, vigila sigiloso en su maraña; el mínimo sonido siempre extraña, y es su vestido tinte carbonero. * Pequeño cantarín, que sin colores, alegras los senderos… ¡Quién pudiera lanzarlos como tú, de mil amores! * Si por siempre tu canto enmudeciera, ¡qué sería del campo y de las flores al comienzo de brotar la primavera!  -------------- Autor: Juan A Galisteo Luque Del poemario Romances en la penumbra  Imagen: Gentileza fotos Pixabay Publicado en Blog canal literatura

Alma de Andalucía

Imagen
ALMA DE ANDALUCÍA Ocho corazones tiene el alma de Andalucía, todos ellos de solera, de nobleza y gallardía; Córdoba, Sevilla y Cádiz, desbordan su fantasía, junto a Málaga, Granada, Huelva, Jaén y Almería. Son ocho, todos de España y alegran la vida mía, con su sal y su grandeza, su gracia y algarabía. ------------