Entradas

3. Romance a Santa Teresa de Jesús

Imagen
  3. Alba de Tormes (Salamanca) (1582) Sobre los campos nevados y un cielo gris de tristeza, la luz de la madrugada tranquila se despereza, Crecido va el río Tormes que Salamanca atraviesa, sus riberas inundadas, que es mucha el agua que lleva. -Ya estamos cerca de Alba, ¡despierte, Madre Teresa! que se ha desbordado el puente y se ha formado una presa inundando los cultivos, los senderos, las veredas. ¡Ánimo! que ya llegamos, aquí, como una princesa, dormirá en los aposentos, que preparó la Duquesa María Henríquez, y después, en confortable calesa, volveremos al convento, que allí, en Ávila la esperan- * -¡No escucha hermana ese canto y el temblor de aquella estrella! es como un precioso salmo pero que a la vez me inquieta. Se ha terminado mi tiempo, y con él, también la empresa; la muerte me esta llamando, mas todavía me queda conciliarme con mi alma, y el Señor, que allá me espera. ¡Pronto! llévame al convento de las descalzas y entrega esta carta, en gratitud a la señora duquesa. O

Seguidores